La calidad del combustible es extremadamente importante, y los fabricantes de vehículos insisten en estándares mínimos de calidad para asegurar la disponibilidad de combustibles de alta calidad para los vehículos de sus clientes. La mala calidad, impura o combustibles adulterados pueden causar daños a los motores, aumentar las emisiones de gases y también el consumo de combustible. Por este motivo ten cuidado con algunos combustibles Low Cost, la mala calidad de los combustibles afecta a la vida del motor de tu coche.

El mercado de los combustibles gasolina y el diésel ofrece productos complejos que contienen diferentes elementos, compuestos y características. Estos complementos pueden resultar del petróleo crudo básico como una característica del proceso de refinación o pueden ser añadidos como aditivos para mejorar el rendimiento del producto final. Algunos aditivos son muy buenos, pero algunos otros son malos (por ejemplo aditivos basados en metales) y deben ser evitados.

Repostar con un buen carburante es clave para alargar la vida del motor.

Actualmente las averías más frecuentes en los vehículos son las causadas por estos combustibles básicos y sin aditivar; oxidación y agarrotamiento de piezas, sequedad y rotura de juntas son los males de los sistemas de inyección más antiguos a los coches de hoy en día, todavía más acusada por los sistemas cammon rail y la complejidad de los sistemas. Además unos buenos aditivos mejoran la calidad de ignición, la limpieza de inyectores, la ausencia de corrosión y la buena conservación de las bombas de inyección, inducen efectos positivos en la economía del carburante, en la reducción de ruido y de contaminantes, en la facilidad de arranque, en el arranque en frío y en la suavidad de conducción. Aparte de crear un producto de calidad, es vital que su proceso de distribución y suministro, cumpla con los estándares más exigentes. Se deben garantizar unas excelentes instalaciones de almacenamiento y suministro para evitar que el carburante se deteriore, pierda sus propiedades y ocasione averías. Esto es frecuente en instalaciones deficientemente mantenidas.

Este es sin duda nuestro producto estrella, con él solucionamos averías serias del sistema de inyección de manera temporal evitamos reparaciones carisimas usándolo de mantenimiento. De este modo se evita un desembolso de mas de mil euros por una reparación causada por combustibles LOW COST.

El consejo de FAST ENGINE es sin duda que no se reposte en gasolineras LOW COST.